La Terapia de la Línea del tiempo de la Programación Neurolingüística (PNL).

La línea del tiempo es una representación del tiempo que establece una relación entre el tiempo y el espacio, entre nuestro pasado, presente y futuro.

La Línea del tiempo refleja las creencias de una persona y representa su vida. Antes de profundizar en este tema mejor dejamos claro qué es una creencia. Una creencia es una generalización que hacemos sobre una determinada experiencia, una verdad subjetiva de por vida, salvo que otra experiencia de signo contrario me den un aprendizaje distinto.

Ejemplos: si de pequeño toco el fuego y me quemo, mi creencia será que el fuego quema y no lo tocaré más, porque creo que si lo toco me quemaré.

Si cuando era pequeño y quería tocar un perro mis padres me decían “no toques los perros que todos son peligrosos y muerden”, yo creeré que todos los perros son peligrosos, muerden y no debo tocarlos. Si un día tengo una buena experiencia con un perro, seguramente mi creencia sobre los perros cambiará y pasaré a creer que NO todos los perros son peligrosos y muerden.

Si sabemos cómo codifica una persona el tiempo, nos podremos dar cuenta de dónde está el problema de su conducta, modificando la línea del tiempo, podemos modificar la conducta problemática.

Un acontecimiento significativo en la vida de una persona deja una “impronta”, una experiencia en esa persona. En base a esta impronta, la persona creará una creencia o un conjunto de creencias que condicionarán una actitud determinada de esta persona ante determinadas situaciones. Si esta impronta se ha generado cuando la persona era muy joven o un infante, esta experiencia quedará fijada en el inconsciente de la persona.

Utilizando nuestra imaginación podemos desplazarnos al pasado, recordar momentos vividos y avanzar hacia el futuro, imaginarlo.

Nuestro cerebro sitúa las imágenes de nuestros recuerdos de forma cronológica, siguiendo un determinado orden. Cada uno tiene su propia línea del tiempo y su forma específica de ordenarlo, pero las dos formas más comunes y generales de hacerlo son las siguientes

  • Asociado al tiempo. En este caso la persona pone el pasado detrás de su presente y el futuro delante de su presente. Son personas que viven el momento, el presente y el futuro, no prestan atención al pasado. Son personas tan metidas en sus cosas, que no tienen perspectiva cuando juzgan algo. A modo de ejemplo, personas propensas al retraso a una cita.

  • Disociado al tiempo, considera la línea temporal a distancia, sitúa el pasado a la izquierda, el futuro a la derecha y el presente enfrente. Son personas generalmente puntuales que planifican y reflexionan. Se perciben como personas más bien frías, que pueden ser tendentes a no disfrutar plenamente el presente porque juzgan la situación y están más allá.

Conociendo la línea del tiempo, podrás comprender mejor la conducta de una persona, qué hay detrás de su reacción ante determinadas situaciones, qué creencia escondida le está limitando y no le permite avanzar en la vida o incluso llegar a entender qué le está pasando a esa persona.

¡Comparte este artículo!

Solicita información sobre nuestro próximo curso. 

Quedan pocas plazas. Iniciamos el 2 de diciembre.

    Acepto la Política de Privacidad de Coaching Ways España y el envío de información sobre los próximos eventos. Política de Privacidad. sus datos personales serán tratados por DESARROLLATE, TRABAJA Y DESCUBRETE, S.L. para gestionar su solicitud de información. Basamos este tratamiento en su consentimiento. No comunicaremos datos a terceros. Para el ejercicio de sus derechos y más información consulte nuestra Política de Privacidad. Haciendo click en esta casilla Ud. acepta la Política de Privacidad.