La comprensión del lenguaje no verbal: ¿Un elemento clave del Coaching?

En una conversación, las palabras habladas tienen tanta influencia como la entonación y el flujo de voces, gestos y expresiones faciales. Este lenguaje corporal, llamado canal social por los sociólogos, se compone de señales honestas: la expresión de los ojos y la cara, los gestos de las manos y la postura corporal. Todos los elementos que el coach observa y analiza para hacer hipótesis sobre el estado emocional de su cliente y comprender su verdadera solicitud de coaching. Gracias a nuestro curso certificado «Las Claves del Coaching», mejorarás tu postura de coach desarrollando tu capacidad de observar y analizar el lenguaje corporal de tus clientes. Esta habilidad particular te permitirá identificar las necesidades exactas de tu interlocutor, descifrando las emociones que expresa en su mirada y a través de sus gestos. Como coach, adaptas tu postura física y tu forma de hablar.

La comprensión del lenguaje no verbal, al descifrar objetivamente las señales honestas de tu interlocutor, promueve una relación de confianza. La calidad de la alianza coach-cliente ya ha mejorado. Perfeccionar esta habilidad en la práctica del coaching es un beneficio real tanto para el coach como para el cliente. Requiere, sin embargo, un dominio por parte del coach de su propio lenguaje no verbal.

¿Cómo aprendes a decodificar el lenguaje no verbal?

Adaptada a todos los profesionales del ámbito del coaching y de la consultoría, la formación “Las Claves del Coaching” permite comprender lo que está en juego del lenguaje no verbal. Gracias a las herramientas lúdicas, el coach aprende a interpretar los gestos, la postura física y las expresiones faciales de su cliente, para adaptar su práctica de acompañamiento y apoyo a la decisión, por ejemplo, con un gerente de empresa.

La práctica del mentalismo en el coaching invita al profesional del coaching a dominar la influencia de sus propios gestos y la expresión de sus emociones faciales en sus interacciones con su cliente. Interrogándolos de manera benévola, el coach podrá hacer que su cliente tome conciencia de la disonancia o de las emociones experimentadas.

Un ejemplo de lenguaje no verbal que ilustra una situación paradójica es la «risa del ahorcado». Algunas personas usan sonrisas o risas de sí mismas cuando dicen algo que no es gracioso. El coach puede entonces detectar una inconsistencia. De hecho, esta situación de «risa del ahorcado» puede permitir al cliente animar a otros a reírse de su situación y así validar las creencias que pueda tener sobre su situación. Descifrar este lenguaje no-verbal, permitirá al coach y al cliente encontrar una salida a este patrón.

Dar un paso atrás en tu práctica de coaching durante una sesión de coaching, por ejemplo, permite entender mejor tu lenguaje corporal para limitar sus efectos cuando acompaña a un equipo en una empresa, a un estudiante o a un empleado que se está reciclando.

Al final de los 23 días de nuestro Coaching reconocido por la Federación Internacional de Coaching, el lenguaje no verbal ya no tendrá ningún secreto para ti. Asiste a uno de nuestros webinars gratuitos y descubre Las Claves del Coaching, la formación que te cambiará la vida.

Entradas recientes

Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Regístrate a nuestro próximo webinar gratuito.

    Conoce el proceso para convertirte en Coach Profesional

      Acepto la Política de Privacidad de Coaching Ways España y el envío de información sobre los próximos eventos. Política de Privacidad. sus datos personales serán tratados por DESARROLLATE, TRABAJA Y DESCUBRETE, S.L. para gestionar su solicitud de información. Basamos este tratamiento en su consentimiento. No comunicaremos datos a terceros. Para el ejercicio de sus derechos y más información consulte nuestra Política de Privacidad. Haciendo click en esta casilla Ud. acepta la Política de Privacidad.