Según la encuesta elaborada en 2018 por el sindicato del sector financiero FINE, el estrés es la causa de entre el 50% y el 60% del absentismo que ocurre en España. El informe también calcula que el estrés cuesta más de 50.000 millones de euros a las empresas españolas.

Detectar las situaciones de riesgo

Cada uno reacciona de manera diferente cuando se enfrenta a un exceso de trabajo o a relaciones turbulentas con colegas o clientes. Dos factores invariables caracterizan estas situaciones laborales incómodas:

  • Cambio repentino. Espontáneamente, la gente no acoge con agrado los cambios en su entorno. Por supuesto, pueden adaptarse a ella movilizando más o menos energía, dependiendo del individuo. Esta pérdida de puntos de referencia puede desencadenar dificultades reales para el individuo, o incluso un profundo malestar;
  • Duración. Cuando una situación profesional incómoda se instala a largo plazo, el empleado se agota físicamente y pierde la confianza en sí mismo. Este estado provoca problemas de salud (pérdida de apetito o aumento de peso, trastornos del sueño, ataques de ansiedad…) y cambios de comportamiento (irritabilidad, tristeza, mutismo…).

¿Coaching Corporativo, una protección para evitar quemarse profesionalmente?

Un coach puede ser un interlocutor privilegiado para acompañar a la empresa en la anticipación de los riesgos de la aparición del burn-out entre los empleados. Neutral y especializado en el acompañamiento individual o colectivo, este tercero es competente para facilitar la toma de conciencia que podría poner de relieve las fuentes del malestar profesional. Pueden estar vinculados a contextos y organizaciones laborales inapropiados o pueden reflejar un desequilibrio personal en la relación del empleado con su trabajo.

Gracias a la escucha empática, el coaching ofrece, en completa confidencialidad, un espacio y tiempo dedicados a la mejora de la individualidad. La intervención de un coach en una empresa tiene efectos positivos en los empleados:

  • Las preguntas abiertas y poderosas del interviniente permiten a los empleados apropiarse mejor de los cambios orquestados en la empresa.
  • El acompañamiento benévolo produce reaseguro profesional individual y colectivo. Los empleados recuperan el sentido de su trabajo y el equilibrio esencial para su bienestar.
  • Durante el coaching del equipo, el coach profesional facilita, solicitando inteligencia colectiva, la resolución de situaciones incómodas. Las soluciones son identificadas por el grupo. Permiten anticiparse a los conflictos y a las palabras no dichas, al servicio de una mejor cooperación y comunicación. 

El coaching puede realmente limitar los riesgos de agotamiento en una empresa si se prescribe antes de que se produzcan los cambios; mientras se están produciendo y también tan pronto como aparecen las primeras señales débiles (inicio de conflictos, fatiga, irritabilidad, errores inusuales, etc.). La comunicación transparente y la confianza entre el coach y sus clientes garantizan efectos positivos y duraderos de su intervención con los empleados de la empresa, que ganarán en autonomía.

Entradas recientes

Comentarios recientes

    Entradas recientes

    Regístrate a nuestro próximo webinar gratuito.

    Conoce el proceso para convertirte en Coach Profesional

      Acepto la Política de Privacidad de Coaching Ways España y el envío de información sobre los próximos eventos. Política de Privacidad. sus datos personales serán tratados por DESARROLLATE, TRABAJA Y DESCUBRETE, S.L. para gestionar su solicitud de información. Basamos este tratamiento en su consentimiento. No comunicaremos datos a terceros. Para el ejercicio de sus derechos y más información consulte nuestra Política de Privacidad. Haciendo click en esta casilla Ud. acepta la Política de Privacidad.